miércoles, 2 de julio de 2014

La página de contactos Gay de Chubut




Hola amigos, ya pueden ir dejando sus avisos y también revisar los cientos de avisos de contactos gays de Chubut que ya se encuentran publicados.




Los avisos de contactos gay en Chubut publicados hasta ahora son de las siguientes ciudades: Comodoro Rivadavia, Trelew, Rawson, Puerto Madryn, Sarmiento,Rada Tilly, Esquel, Playa Unión, Sierra Grande; y también hay avisos de contactos gay de Caleta Olivia, Pico Truncado y Los Antiguos, aunque los de Santa Cruz mejor encontralos en http://gaysantacruz.com.ar

Tu ciudad no esta? se el primero de tu ciudad y tendrás muchas más chances

También hemos creado, debido a la gran demanda, una pagina de contactos exclusivamente para

Puerto Madryn

CONTACTOS GAY MADRYN


No dejen de visitar el nuevo sitio Gay Comodoro Rivadavia

martes, 27 de mayo de 2014

Vamos a Puerto Madryn que se viene la BLACK FEST

Lo que se viene en Puerto Madryn:  Black Fest 



La fiesta de la comunidad 


  


Los esperamos en Charos en E. Morgan 2792  (Esquina Gutyn Ebrill)
Puerto Madryn
Chubut
El 21 de junio Tequila libre hasta las 3:00 la entrada solo cuesta 50 $

Ya podes conseguir las entradas online a través de www.sierraspatagonicas.com.ar o en los puntos de venta


Organiza BLACK FEST

Te vas a perder una de las mejores fiestas!!?


TRAGOS, ESPECTACULOS EN VIVOO!!!
BARRA LIBRE AL SONAR LA SIRENA..

Además tequila free hasta las 3 de la mañana!!!!

Todo lo que te imagines que puede llegar a pasar en una noche no planeada aca va a estar!!

Los esperamos en Charos en E. Morgan 2792 (Esquina Gutyn Ebrill)
Puerto Madryn

Pedí tu entrada anticipada! No te cuelgues y te quedes afuera.
Solo 50 pesos!

Gastón Iribarra
wp :2804600861
pin:79A9720F

Luciano Alfaro
wp:292057810...
pin:79a7a1b0



ANIMOOO Y QUE SIGAA LA FIESTAA!!!!!!!!!!



jueves, 8 de mayo de 2014

Diez preguntas útiles sobre el virus del HPV y las verrugas genitales

El virus del papiloma humano produce verrugas que afectan tanto a hombres como a mujeres. En esta nota, una profesional responde las principales dudas.




El virus del HPV (papiloma virus humano) es el principal responsable del cáncer de cuello de útero y a esta altura de su popularidad y de la aparición de una vacuna preventiva se volvió bastante conocido.

Lo que aún desconoce la mayoría de las personas es que también produce las verrugas genitales que afectan tanto a hombres como a mujeres. Además de ser molestas, estas verrugas pueden generar un impacto grande en la salud física y psíquica de quienes las padecen.

La doctora Juana Elida Mauro, jefa del servicio de Patología del Tracto Genital Inferior y Colposcopía del Hospital Durand de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, respondió a Infobae diez preguntas claves:

1- ¿Qué son las verrugas genitales?

Son formaciones de tamaño variable, de color blanco, rosado o grisáceo, que se localizan en la zona ano-genital (vulva, ano y región peri anal). Aunque es menos habitual, pueden afectar la vagina y el cuello uterino. Son consideradas como una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes: cada año se producen 30.000.000 de casos nuevos y se calcula que 1 de cada 10 personas tendrá verrugas genitales en algún momento de su vida. El 25% ocurre en adolescentes. Son un problema sanitario importante por la cantidad de casos y los severos efectos que causan en la calidad de vida de sus portadores.

2- ¿Cuáles son los principales síntomas?

En general producen pocos síntomas, o ninguno. A veces picazón, ardor y muy raramente dolor. Hay pacientes que refieren sensación "de cuerpo extraño". Lo más importante es el sentimiento de vergüenza que sienten quienes las padecen, por los cambios anatómicos y por haberse contagiado "una infección de transmisión sexual". El temor a que se enteren familiares y amigos y a la discriminación, causan gran impacto psicológico: estrés psicosocial, ansiedad y disminución de la autoestima.

En personas con defensas bajas, las verrugas pueden crecer mucho, también infectarse y producir dolor y olor muy desagradables, que puede ser percibido a distancia, induciendo una reacción de rechazo en los allegados que ocasiona aislamiento al paciente. Afortunadamente, estos son casos excepcionales.

3- ¿Cuál es la relación entre el HPV y las verrugas?

El HPV es el agente causal de las verrugas genitales y otras enfermedades, entre ellas, cánceres de diferentes órganos. Se trata de una familia de virus constituida por más de 100 tipos virales distintos, a los que se conoce por el número de orden en que fueron descubiertos. No todos tienen la misma agresividad, por eso se los clasifica en virus de "bajo riesgo", virus de "riesgo intermedio" y virus de "alto riesgo". El riesgo se refiere a la capacidad de inducir cáncer en personas susceptibles.

El cáncer que más frecuentemente se asocia al HPV es el de cuello uterino pero también pueden producir cáncer de vagina, vulva, ano, boca, pene, esófago y región oro faríngea (cavidad nasal, glándulas salivales, amígdalas, lengua y boca).

Las verrugas genitales son causadas en el 90% de los casos por las variantes de bajo riesgo del HPV (6 y 11); sin embargo, entre el 20% y el 50% de las veces coexisten con virus de alto riesgo, sin que se pueda distinguir a simple vista cuál es el tipo viral que las produce, porque son clínicamente idénticas.

4- ¿Cuál es el período de incubación?

El tiempo que transcurre entre el contagio y la aparición de los síntomas o signos (las verrugas, por ejemplo) suele ser de 3 meses (varía de 3 semanas a 8 meses). Al ser tan variable este período, cuando existen compañeros sexuales múltiples es difícil determinar el origen del contagio. Es importante remarcar que las verrugas genitales siempre indican infección del compañero sexual aunque éste no tenga síntomas.La tasa de infectividad, es decir, la probabilidad de contagiarse cuando el compañero tiene el virus, es muy alta: del 60% al 66%.

5- ¿Sólo afectan a las mujeres?

No. Los HPV también pueden afectar a los hombres, en los cuales produce verrugas genitales, cáncer de ano, oro faríngeo o, raramente, de pene. Tanto hombres como mujeres pueden transmitir los virus, aunque no tengan ninguna lesión visible.

6- ¿Qué pasa después de que aparecen las verrugas?

La evolución de las verrugas genitales habitualmente es benigna, el 40% de las veces desaparecen espontáneamente, es decir, sin necesidad de tratamiento. La mayoría se curan con las terapias habituales. Algunos casos son difíciles, por el número, tamaño de las lesiones, falta de respuesta al tratamiento y/o las recidivas. Lo importante es saber que todas las lesiones se pueden tratar.

7- ¿Cuál es el tratamiento?

Las verrugas genitales comunes se tratan con tópicos. Las verrugas pequeñas escasas y recientes responden a tratamientos simples. Cuando son múltiples y/o de gran tamaño, es necesario extraerlas con cirugía convencional, láser, radiofrecuencia o criocirugía. Las recurrencias ocurren en 1/3 de los pacientes y los tratamientos agresivos no garantizan éxito a largo plazo. Es importante destacar que el tratamiento erradica las verrugas visibles, pero el virus permanece en la piel sana vecina, desde donde puede producir, aún muchos años después nuevas lesiones incluido el cáncer y continuar contagiando. De aquí la importancia del control ginecológico periódico en todas las mujeres y nunca, pero nunca, recurrir a la automedicación.

8- ¿Se pueden prevenir?

Sí, la infección por HPV se puede prevenir. Entender esto es lo más importante. ¿Cómo se previene? Con educación, con detección precoz de las enfermedades que producen, incluyendo las que aún no dieron síntomas y mediante la vacunación. Más detalladamente:

a) Educación: el preservativo debe ser usado y protege muy bien para impedir el contagio del HIV, el agente que causa el sida, porque ese virus se encuentra en el semen, los fluidos vaginales y la sangre. Aunque sea sorprendente, no es tan efectivo para prevenir la infección por HPV, porque este virus se encuentra en toda la piel ano genital no cubierta por el preservativo. El número de parejas sexuales y la promiscuidad son factores importantes, porque la posibilidad de infectarse aumenta exponencialmente y es directamente proporcional al número de personas con las cuales se tuvo relaciones sexuales.

b) Detección precoz: se logra haciendo el control ginecológico anual, que incluye la visita al médico ginecólogo, examen clínico, citología (PAP), captura de híbridos y colposcopía.

c) Vacunación: Existen dos vacunas aprobadas contra el HPV. Previenen la infección producida por los tipos virales que incluyen. Son efectivas cuando se aplican a personas que aún no han estado en contacto con esos virus. Por eso es importante vacunar a los niños antes del inicio de las relaciones sexuales, o lo más tempranamente posible si ya las tuvieron.

9- ¿Qué diferencia tienen las dos vacunas contra el HPV?

Una de las vacunas previene las enfermedades producidas por los virus 16 y 18, que son los de mayor riesgo en cuanto a la producción de cánceres. La otra, además de los tipos 16 y 18, incluye al 6 y el 11. Esta última protege entonces, no sólo de los virus productores de cáncer, sino también de los que producen las tan comunes verrugas genitales y otras infecciones.

10- ¿Cuál es el impacto de las verrugas en la salud de quienes las padecen?

En personas con inmunidad normal, las infecciones suelen ser transitorias y se curan solas o con tratamientos simples. Hay un porcentaje de pacientes, en apariencia sanas, que sin embargo hacen evoluciones tórpidas, con falta de respuesta al tratamiento o recurrencias luego de ellos. En estos casos y en aquellos con problemas inmunológicos, se requiere la intervención de equipos médicos especializados.

Dada la cantidad de personas con verrugas genitales, su evaluación y tratamiento ocasiona enormes gastos al sistema de salud. Las verrugas genitales producen gran estrés y sufrimiento físico y moral, por lo cual se destaca la enorme importancia de la prevención.

jueves, 1 de mayo de 2014

Mi primer fiesta

Recuerdo mi primera fiesta en casa de una amiga, sus padres habían salido de viaje, y ella nos había preparado la casa para que pasáramos allí el fin de semana solo los mas cercanos a ella.

Estos éramos, Juan, Ana, Luna, yo y lógicamente ella, Elisa.

El viernes comenzó el jolgorio, Elisa, vive en una de las zonas mas ricas de Madrid, y sus padres tienen un hermoso chalet de tres plantas, entre los amigos montamos los dormitorios en las plantas superiores, dormiríamos los cinco en la planta terraza, pues era verano. Y preparamos en la segunda planta tres dormitorios que usaríamos en caso de tener éxito con algún ligue, Elisa la mayor tenia 16 años, los demás 15, lógicamente y por raro que resulte, a esa edad, estábamos de vuelta en el tema del sexo.

Como a las ocho de la noche del viernes, y una vez terminamos de preparar la fiesta comenzaron a llegar los invitados, todos eran conocidos, aunque yo no sabia de la existencia de algún gay, aunque tenía la esperanza de que aquella noche fuera especial.

Como en toda fiesta adolescente, pronto todos estuvimos algo bebidos, y la mayoría fumados, y pronto empezaron los tocamientos entre algunos asistentes, según avanzaba la noche el tema se fue desmadrando, aunque lo mejor estaba por llegar.

Serian las doce de la noche, cuando ya en la casa solo quedábamos los fiesteros de verdad, unas doce personas, somos jóvenes educados y para esa hora cortamos la música para no importunar a la vecindad.

Seguimos fumando porros y bebiendo, y todos acabamos muy alegres, tanto que propusimos jugar a beso, verdad o atrevimiento con prendas. Elisa, al ser la anfitriona seria la madre. Ella giro la botella y señalo a Marka, y esta eligió atrevimiento.

- Atrévete a darle un beso a Luís con lengua.

Dicho y hecho, la hermosa Marka, una chica menudita de gesto inocente, beso a Luís, un púber muy desarrollado que no aparentaba para nada sus 16 años, lo cierto es que el beso fue a mas, y ante la sorpresa de todos, Luís y Marka se fueron del salón a un lugar mas apartado, mejor así pensamos, no es plan de que se follen aquí mismo. Ya solo quedábamos diez.

La botella giro de nuevo, esta vez apunto a David.

- Verdad – eligió él -.

- Verdad, que alguna vez has deseado besar a Luna.

. Si – respondió -.

Luna se sorprendió, miradas de complicidad, ella se levanta, y David la sigue, dos menos, para ese momento yo ya entendí el juego de Elisa, ella era nuestra amiga, nuestra confidente lo sabia todo de todos, y se estaba dedicando a unir lo que la vergüenza y la timidez adolescentes no eran capaces. Para ese entonces la guiñe un ojo, ella me devolvió el gesto cariñoso, la indique que yo allí no pintaba nada, y salí al jardín de la casa a dar un paseo, para dejar a las parejas mas intimidad, en ningún momento me sentí violento por ser el único sin pareja, la noche era realmente calida, fui a la parte trasera del jardín, y mirando la brillante luna me encendí un cigarro.

Debió de pasar bastante tiempo, pues cuando oí los pasos tras de mi iba ya por el tercer cigarro, en el asiento de al lado y con una amable sonrisa, se sentó Miguel, yo apenas le conocía, sabia que era el primo de Elisa y poco mas, me sorprendió lo bajito y delgado que era, aproximadamente 1,50 si me fije en su media melena castaña y sus gruesos labios.

- Hola – me dijo – hace una noche muy bonita ¿verdad?

- Si – no tuve más palabras –.

Para mi la situación no era agradable, tener allí al primo de Elisa, me cortaba bastante, yo deseaba disfrutar de la soledad de la noche.

- Bueno, yo me llamo Miguel, por si no lo sabes.

- Encantado, yo soy Javi, oye Miguel, ¿Cuántos años tienes?

- Lo dices por la altura ¿no?, mira, aunque no lo parezca tengo 15 también.

Supongo que fue el alcohol, lo que hizo que Miguel acompañara sus palabras con un gesto que cambio el rumbo de la noche, se levanto y hecho mano a su chándal.

- Ves que bulto tengo – acto seguido se bajo los calzoncillos – y mira cuantos pelos, creo que esto solo lo tienen los de 15.

Yo soy gay, no lo oculto y nunca lo oculte, y mi rostro se sonrojo ante semejante gesto, su bulto, si, era relativamente grande para sus 1.50 de estatura, y mi mente comenzó a ver al primo de Elisa, como algo más.

- Vaya, estas rojo como un tomate – afirmo Miguel – si se que te vas a poner así no te la enseño,

Una sonrisa nerviosa se escapo de mi rostro, mientras ofrecía un cigarro a mi acompañante.

- No gracias, no quiero un cáncer, yo prefiero de esto – y Miguel saco un porro de Marihuana – nada de tabaco, solo hierba, ¿quieres?

Cuando quise darme cuenta íbamos por el tercer canuto, las risas eran increíblemente dolorosas, pues no parábamos, un chiste era acompañado con quince minutos de carcajadas, por fin y tras un momento de calma, Miguel ataco.

- Oye, antes cuando te la enseñe, ¿te pusiste rojo por que te gusto o por que te dio asco? – pregunto -.

- Porque me gusto.

Un frió recorrió mi cuerpo, aunque la cara de Miguel expresaba una sonrisa que parecía aprobar los acontecimientos.

- Javi, tu me pareces un chico muy guay, me río contigo y encima eres guapote, pero no se si intento besarte que pasara.

Yo me armé de valor, y decidí que ya que Miguel había hecho un esfuerzo tremendo al decir eso, yo también debía de poner de mi parte.

- Si no lo intentas, nunca lo sabrás – respondí -.

Miguel se levantó, me cogió de una mano, y me levantó, andamos hacia un lugar mas retirado cogidos de la mano, era un tacto muy suave, y decidido de lo que hacia, llegamos a un rincón bastante acogedor con una tumbona de madera, allí, Miguel me sentó e hizo lo propio a mi lado, ahora me agarro las dos manos y me miro fijamente a los ojos, nuestros labios se acercaban, sentía su aroma, una colonia que olía dulce, como a coco, un pequeño roce de nuestros labios basto para acelerar mis impulsos, el giro la cabeza, mi cuello era ahora el objeto de sus besos, tiernos y decididos, nos soltamos las manos y nos abrazamos, esta vez el beso fue con lengua, jugábamos y nos divertíamos como lo que éramos, jóvenes.

Miguel me reclino en la tumbona, y el se incorporo sobre mi, mientras nos besábamos, nuestros genitales se rozaban, semi-erectos, note el movimiento de la cadera de Miguel, frotaba con pasión nuestros paquetes, entonces descendí mis manos y baje el bañador de Miguel, él que enseguida entendió el gesto lo hizo todo mas fácil, note que se quedo desnudo, pero no me fije en su bulto, pues seguía besándole con placer.

Lo que si noto mi mano fue su pubis, con poco vello, sus testículos duros como piedras por la brisa que corría, y finalmente su pene, flácido pero ya de un buen tacto, comencé a masturbarlo, y en su beso note furia.

El ritmo era frenético, mi paja se aceleraba mucho y Miguel disfrutaba de lo lindo, se incorporo y moviéndose torpemente acerco su erecto pene a mis labios.

- ¿Te apetece?

Mi respuesta fue clara, comencé a chuparla, besos en la punta al principio, mientras observaba ya con mejor perspectiva el pene no muy grande de Miguel, unos catorce centímetros, eso si, muy rectos y de un aroma y sabor embriagador, mientras se la chupaba, él me había quitado el bañador, y comenzó a masturbarme, para entonces yo ya estaba totalmente erecto, y mis dieciséis centímetros recibieron de golpe la caricia de sus manos, me tocaba todo, con una mano me masturbaba mientras algo bruscamente me acariciaba el pubis y los testículos con la otra. No recuerdo muy bien cuanto aguantamos así, pero la calentura de apoderaba de mi.

Busque con mis manos sus nalgas y comencé a acariciarlas, duras, pero de tacto lindo, en seguida deseé mas, y mis dedos buscaron su ano, exacto, lo encontraron, muy cerrado eso si, intente meter un dedo, y lo conseguí, dos también entraron, saco su pene de mi boca.

- Para, para, que me corro, vamos mas despacio, quiero sentirlo muy despacio.

Le agarre por la cadera, y le intente descender para iniciar la penetración pero él adivino mis intenciones.

- Ni lo intentes, así no puede ser necesito lubricar un poco, y tu un condón – Miguel sabia de lo que hablaba 

Se levanto de la tumbona y se puso el bañador, seguidamente me lanzo el mío.

- Tengo condones en la mochila, y crema también, vamos a la habitación en la que duermo yo.

Era una noche de sorpresas, no tenia ni idea que Miguel fuese a dormir con nosotros y al saberlo me alegre mucho.

Soy un chico lanzado y pocas cosas me dan corte, pero agradecí mucho no cruzarme con nadie en el trayecto del jardín a su cuarto, él sabía perfectamente el camino, abrió una puerta y entramos, olía a incienso de fresa, y unas velas alumbraban el cuarto, Miguel se tumbo en la cama de matrimonio y de un cajón saco dos preservativos y un tubo de crema, yo me senté en la cama, dándole la espalda, note como me abrazaba e intentaba acercarme a él pero me resistí.

- Has jugado sobre seguro, ¿verdad? – le pregunte algo enfadado -.

- ¿Cómo?

- Tu ya sabias que yo era gay, te lo ha dicho Elisa, no lo niegues, y encima habéis preparado esto, es precioso y tu me gustas pero, de esta manera no, así no puedo darte mi amor, es una encerrona.

Me sentí mal, muy mal, me levante de la cama, y salí de la habitación, rumbo ha la azotea, donde habíamos puesto las camas.

Nuevamente no me cruce con nadie en el camino, y para cuando la primera lagrima broto de mis ojos, ya esta en mi cama, arropado hasta la cabeza. Notaba mucha pena, y a la vez mucha excitación, mi cabeza daba vueltas, y mi estomago, comenzaba a sufrir eso que llaman amor a primera vista, lo siguiente que recuerdo son unos pasos, que se detienen en mi cama, noto como alguien se sienta, y una voz comienza un monologo, es Miguel.

- Lo sabia, y que, toda esta fiesta es una puta encerrona, todos con las perdonas a las que gustan, y viceversa, David con Luna, y así todos, incluidos tu y yo, Elisa me dijo que te gustaban los chicos, y yo en ese momento decidí contarle que a mi también, me abrazo y me dijo que nos presentaría, para que hablásemos y nos diésemos cuenta que no estábamos solos, cuando saliste al jardín, yo solo fui ha hablar contigo, pero cuando te vi, mi corazón tembló, me gustaste, y me lance, sobre seguro jamás, lo mismo yo no te gustaba, y aun así me lance, no es justo lo que has hecho, adiós.

Nuevos pasos, y silencio, me sentí aun más solo, no supe si seguirle y disculparme, o dejar las cosas como estaban, mi corazón me dio la respuesta.

Me levante corriendo, y antes de que bajara el primer escalón le agarre de un hombro y le di la vuelta, un segundo de miradas intensas, y un beso, apasionado y de disculpa, correspondido, éramos nuevamente felices.

Bajamos de nuevo a la habitación, nos tumbamos y nos desnudamos mutuamente, de nuevo tumbados frotamos nuestros cuerpos, sentí como se nos endurecía el pene a ambos, y cuando note el mío al máximo apogeo se lo hice saber a Miguel.

- Nene, ya estoy, empiezo yo vale.

Asintió con la cabeza, se coloco bocabajo, y yo me puse el preservativo, di unos pocos besos a sus nalgas, pero no chupe su ano, eso nunca me gusto, le di crema despacio aprovechando para calentarlo aun más, y finalmente inicie la penetración.

- Oh, duele, para un poco.

- ¿La saco?

. No, eso no, pero no metas mas de momento.

Apenas le había metido el capullo, y ya le dolía, lo normal como tantas veces me habían dicho.

- Venga, sigue.

Y obedecí a mi amor, esta ves muy despacio, pero sin interrupciones hasta llegar al fondo.

- Dios, eso debe ser la próstata que placer, sigue no pares ahora.

Una vez, el culo de mi amado se hizo a mi pene, todo fue sobre ruedas, puse un ritmo continuo, algo cansado por lo rápido, pero el placer era máximo, nunca se me ha dado bien calcular tiempos, pero pasaron como cinco minutos de bombeo continuo, cuando los gemidos de Miguel me llamaron la atención.

Arqueo su cuerpo y comenzó a intentar girarse, para verme la cara, y vaya si lo consiguió, el placer fue inmenso, Miguel cambio de bocabajo a boca arriba, sin sacar mi pene de su ano, proseguí con mi ritmo.

- ahh, si, chico, no puedo mas.

Realmente Miguel estaba disfrutando y yo de verlo y oírlo, pero al rato.

- Oh, mierda, joder.

Le mire instintivamente la polla, un chorro, otro, y otro mas, blancos y espesos, fruto de la tremenda excitación Miguel se había corrido sin yo ni siquiera tocarlo.

- Perdona Javi, perdona, no he podido más.

- No seas bobo no pasa nada.

Acelere mi ritmo, y con un dedo probé su esperma, eso me calentó tanto que note que me corría, saque mi pene, retire el condón, y justo a tiempo paro eyacular sobre su pene.

Jamás me había corrido tanto, y había sentido tanto alivio en los testículos, con su mano, Miguel esparció mi esperma y el suyo por nuestros paquetes, nos volvimos a besar, y en brazos lo lleve a la bañera de la habitación, allí nos aseamos el uno al otro, y nos fuimos a la azotea, allí dormimos bajo la misma sabana, desnudos, frente a frente, hasta que la calida luz de la mañana, y la dulce voz de Elisa nos despertó.


chicoescritor@hotmail.com

jueves, 16 de enero de 2014

Cultura Bareback


¿El riesgo de enfermarse es sexy?. 



El término bareback (montar a pelo) circula hace unos años en la comunidad gay masculina reivindicando el sexo sin protección y dejando de lado todo tipo de advertencias sobre el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Entre el grito de placer, el gesto de rebeldía y la inconsciencia sanitaria, esta práctica crece y es la estrella de un sector concreto de los consumidores de pornografía gay que publicita relaciones sin preservativo en los saunas, en reuniones privadas y en páginas de Internet. Con ello, se contribuye a continuar con nuestro estigmatizante calificativo de “grupo de riesgo”.

Explorar el erotismo bareback en Internet puede ayudarnos a descubrir que los temas por resolver respecto al VIH no sólo están relacionados con la prevención y la atención sanitaria, sino también con las implicaciones culturales que esta pandemia ha generado en el comportamiento sexual de los gays en las grandes ciudades.

En algunos círculos homosexuales el Bareback se ha convertido en una especie de fetiche. Hay personas que buscan películas, historias cortas y contactos relativos al barebacking e incluso tienen sus particulares expresiones propias tales como: breeding (eyaculación en el interior del recto del participante pasivo), charging up (igual al breeding pero el activo es VIH positivo) y las “Russian roulette parties” ó “conversion parties” (las cuales involucran relaciones sexuales entre personas HIV positivas y HIV negativas).

Esto hace que “cinco minutos de calentura” tal vez cambien tú vida para siempre, pero como dice un paciente: “tampoco es la muerte de nadie y durante esos cinco minutos fui libre realmente”.
Esos cinco minutos en total libertad, de intercambio de fluidos, besos y algunas caricias nos hacen sentir en la expresión más pura del libre albedrío. Algo ficticio a lo que tal vez despertemos más tarde.

Sin embargo, las ciencias sociales y médicas deben poner atención en describir, más que explicar, los aspectos simbólicos del erotismo bareback: ¿por qué es tan complejo expresarlo de persona a persona y por qué tan sencillo manifestarlo en Internet. Este medio, al favorecer el desarrollo de redes sociales, también lo hace con la construcción de estereotipos y de identidades que se aglutinan y se comunican entre sí.

Se cree que del 80%  que se manifiesta “bare” en Internet llega a un encuentro sexual solamente el 15%.

Activistas, analistas y escritores han alertado contra estas prácticas. Son una serie de actividades realizadas por minorías entre la población gay. Lo preocupante es que su número va en aumento. En países en los que el incremento del VIH ha sido vertiginoso se obvian las advertencias y se relajan las costumbres, sobre todo, por los amantes de probar experiencias nuevas.

Pepijn van den Wall Bake´s Blog
Un tema preocupante en la medida en que afecta a la salud pública. Las campañas dirigidas hacia la juventud y en general hacia toda la población -no sólo la gay- nunca serán suficientes para orientar sobre los peligros del sexo casual sin protección. El Bareback es una práctica que clama más campañas de prevención por parte de organizaciones gubernamentales y ONGs.

¿En qué sentido es liberador tener sexo sin cuidarse?

Cada cual es libre de tomar las decisiones que crea convenientes en su vida pero, por nuestra parte, no está de más recordar que, ante todo, hay que ser responsable con tu propia salud y con la de los demás. Hacerse controles periódicos de VIH y pedir que nos muestre los análisis, si vamos a hacer prácticas de riesgo, nos permitirá estar mucho más tranquilos. La decisión ahora es solo tuya.


:: Ale K Nosotros y los baños

Ale K es licenciado en Psicología y Abogado (UBA), psicoanalista y coordinador de grupos de reflexión. Trabaja con pacientes HIV, con parejas y varones gays. Es comunicador radial distinguido por divulgar la cultura lgbt.

jueves, 9 de enero de 2014

Festival por la Diversidad Sexual en El Bolsón

Se viene el Festival x la diversidad sexual en El Bolsón




9, 10 y 11 de enero de 2014


La calle es nuestra. 

Jueves 9

23 hs: Poemario Transpirado de Susy Shock. Canciones, bagualas, vidalas y letras sudacas. Centro Cultural Eduardo Galeano, entrada 40 pesos.

Viernes 10


21,30 hs: Programa de radio en vivo por Conjuros A Viva Voz, desde el Sum de FM Alas.
Entrada a la gorra. También se puede escuchar desde las 22 por la 89.1 o en www.fmalas.org.ar

Sábado 11

20 hs: Nos juntamos en la esquina de Dorrego y O'nelli para marchar por las calles de Bolsón.
21 hs. Recital libre y gratuito en Plaza Pagano.
23,55 hs. Fiesta en Estación Encuentro! Dj Lady Pixan. Dj The liken & the rock

En El Bolsón, Río Negro, patagonia, Argentina


bolsonfestival@gmail.com

Gay Bariloche

Gay Neuquén

Gay Puerto Madryn